Garmin Nüvi 3790T: un navegador revolucionario – 1ª parte

Recientemente aparecido en el mercado español, el nuevo Garmin 3790T marca un nuevo hito en la concepción de los navegadores GPS. Como en otras ocasiones, gracias a la gentileza de Susana Manzano y Tania Garrigós, de Garmin Iberia, tuve el privilegio de probar el equipo antes casi de que estuviera en las tiendas. Tanto me gustó que, poco tiempo después, he decidido comprar uno para mí. Voy a explicar por qué…

Nuvi3790_01

+ + + + + + + + + +

Diseño

Si algo destaca en este nuevo equipo es el diseño extraplano y elegante. Resulta casi inevitable hacer un guiño a Apple al contemplar de frente el 3790T, ya que, coincidencia o no, la apariencia de este navegador evoca irremediablemente la del  iPhone 4.

• Liviano, y con un tamaño auténticamente “de bolsillo”, no renuncia a la presencia de una generosa pantalla táctil en color, de 4,3 pulgadas (10,9 cm) de diagonal (más adelante hablaré de su formidable resolución).

• En el cerco exterior, de acabado metalizado, apenas se advierte la presencia del botón de encendido y la ranura para la tarjeta micro-SD, además de un conector micro-USB y el puerto que actúa como interfaz con el soporte de montaje en el coche.

• La cara anterior es una superficie lisa de vidrio ahumado, en tanto que la posterior se divide en dos partes: una principal, de aluminio bruñido negro, con el logotipo de Garmin, y otra, menor, de plástico brillante, que alberga el pequeño altavoz.

La calidad de los materiales y la terminación son, por lo demás, excelentes.

Nuvi3790_02

Una de las opciones que en este navegador funciona a la perfección es la utilización a pie, en modo peatón, gracias a la orientación vertical automática de su pantalla, merced a un sensor de movimiento (un acelerómetro triaxial).

+ + + + + + + + + +

Instalación en el coche

En este punto hay que felicitar a Garmin por haber regresado al soporte alimentado, en lugar del conector USB de quita y pon, tan en boga en los modelos recientes. Enseguida lo explico…

Nuvi3790_03

La base de acoplamiento del navegador incluye un altavoz —cuyo sonido es bastante correcto—”, un puerto interfaz, que activa el 3790T en el instante en que se gira la llave de contacto del coche, y un puerto mini-USB, al cual va a parar el cable de alimentación proveniente de la toma del mechero.

Nuvi3790_04

Dicho cable incluye el receptor de información del tráfico (a través del sistema RDS) y una antena de FM integrada. Es posible mejorar la recepción de la señal RDS montando, en el lado interior del parabrisas, mediante las dos ventosas que lo acompañan, el cable de antena supletorio que se incluye.

¿Cuál es la ventaja de disponer de una base de soporte alimentada? Una evidente: para montar el navegador sólo hay que apoyarlo en el soporte, empujar hacia atrás hasta notar un “clic”, y listo. La conexión es automática y al girar la llave de contacto el aparato se enciende. No hay que andar enchufando un cable en la trasera o en un lateral del GPS cada vez. Así de sencillo. Por otro lado, el cable de alimentación permanece fijo, enchufado permanentemente al soporte, lo que contribuye a optimizar su instalación en el coche (véase más adelante).

El montaje del navegador en el vehículo se lleva a cabo, con ayuda del acople con ventosa incluido, directamente sobre el parabrisas, o sobre un disco adhesivo que se fija en el salpicadero. Este último puede dejar una huella difícil de eliminar y, por tanto, no recomiendo su empleo. Habida cuenta de la distancia que existe entre el parabrisas aerodinámico de casi cualquier vehículo actual y el puesto de conducción, se puede optar por un montaje alternativo, en una posición más apropiada, siempre y cuando el navegador se encuentre fuera del alcance de los airbags y no interrumpa la visión de la carretera. Como el 3790T es pequeño y liviano, un buen punto de anclaje puede ser la salida de aireación lateral, por medio de un soporte específico tipo Arcon GN047, que yo he modificado para elevar el punto de anclaje y disponer el aparato en una posición más favorable.

Nuvi3790_05

Otra alternativa, aún mejor, es utilizar la base móvil de montaje de Garmin, la cual se puede moldear con el fin de que se adapte a la superficie alabeada del salpicadero. Esta base proporciona una sujeción muy satisfactoria merced a la fricción proporcionada por el recubrimiento que forma su cara inferior (algunos conductores advierten que, en contacto permanente con el salpicadero, y tal vez por efecto del calor, ese recubrimiento puede dejar una fea huella sobre él). Cuando no estemos utilizando el aparato podemos retirar y guardar la base a buen recaudo, a fin de evitar tentaciones a los amigos de lo ajeno. (Esta base puede encontrarse en las tiendas especializadas y en los grandes almacenes, por un precio que ronda los 20 euros).

Nuvi3790_07

Nota: uno de los lugares menos apropiados para instalar el navegador, aunque es utilizado por muchos conductores, es el centro del parabrisas, bajo el retrovisor. Consultar el aparato obliga a desviar mucho la vista de la carretera y, por añadidura, es fácil que la ventosa pueda desprenderse por efecto del calor y el aparato se precipite al suelo (por no mencionar la presencia de un cable de alimentación suelto en mitad del parabrisas).

Nuvi3790_11


Para completar la instalación, es conveniente llevar el cable de alimentación bien sujeto, mediante clips adhesivos, cinta de doble cara y bridas de nailon, aprovechando las ranuras y uniones existentes bajo el salpicadero, de manera que, en la medida de lo posible, quede oculto y no pueda enredarse con las manos o los pies del conductor. Un buen montaje durará mucho tiempo y contribuirá a la seguridad general.

Nuvi3790_06

+ + + + + + + + + +

La pantalla multi-táctil del 3790T

Nada más poner en marcha el 3790T (para lo cual basta una pulsación simple del botón de encendido, cuyo tacto a veces resulta un poco raro), y una vez se ha pasado la secuencia inicial de arranque, los créditos, etcétera, se muestra ante nosotros una pantalla brillante, nítida, con unos colores vivos y una resolución formidable (800 x 480 píxeles; el doble que en los modelos precedentes).

Nuvi3790_08

Si cambiamos a la vista del mapa, la impresión es, si cabe, aún mejor, puesto que el 3790T presenta un modelado tridimensional del terreno, merced a un modelo digital de elevaciones incluido en el mapa europeo de carreteras.

Nuvi3790_21

En ciudad y en terreno abierto la representación no resulta especialmente llamativa. Pero en áreas montañosas es espectacular. En la segunda parte de esta serie veremos otras muestras, aún más llamativas, del mapa topográfico de España… porque, en efecto, el 3790T puede manejar cartografía topográfica.

Nuvi3790_09A

Hay que señalar, por cierto, que la representación cartográfica ha mejorado considerablemente en comparación con la que ha sido consuetudinaria en los navegadores Garmin de los últimos 5 años, que muchos calificaban de “caricaturesca”, en alusión al aspecto un tanto naïf de las líneas de las carreteras, sus empalmes y los colores utilizados. La vista del mapa en perspectiva es, ahora, bastante más realista (un poco al estilo de Navigon). Además el usuario puede escoger entre varios modos de color, correspondientes a los de la cartografía de cada país (por ahora no hay una opción “España”, pero la que aparece en todas las imágenes que ilustran este artículo, que es la versión “Garmin” por defecto, es bastante buena).

La pantalla multi-táctil, con tecnología capacitiva, es, en general, sensible y responsiva. Desplazar con suavidad los menús y las listas, ampliar y reducir la escala del mapa “pellizcando” con dos dedos… son algunos de los diez gestos posibles. Otra vez me acuerdo del iPhone; es inevitable.

Por último, y siguiendo la tradición de Garmin, la visibilidad de esta pantalla a pleno sol, en el interior del vehículo, es magnífica. Un curioso detalle es que al internarse en un túnel, la pantalla cambia automáticamente al modo de visión nocturno (otra novedad de este equipo).

Nuvi3790_23A

Ello tiene que ver con la información integrada en el mapa digital de carreteras (origen: Navteq), y no en la presencia de un sensor de luz ambiental, que, hasta donde yo sé, no existe en el 3790T.

Para terminar este apartado, he de señalar que este navegador es muy rápido y maneja la cartografía con una soltura hasta ahora desconocida en modelos anteriores. En este aspecto es, también, innovador. Como ya indiqué, el manejo en modo peatón es cómodo y se ve favorecido por una duración más que satisfactoria de la batería —a condición, claro está, de ajustar la luminosidad de la pantalla a un valor medio-bajo—. Y, por cierto, esa hermosa pantalla es tan brillante que en el exterior provoca reflejos (es un precio inevitable).

+ + + + + + + + + +

Puesta en marcha y recepción de las señales

La secuencia larga de arranque se inicia cada vez que se realiza un apagado total del aparato —manteniendo pulsado unos segundos el botón de encendido—, o cuando se lo ha conectado a un ordenador a través del puerto USB. El resto del tiempo, el Nüvi 3790T se activa y se desactiva instantáneamente, por medio de una única pulsación breve en dicho botón. Fuera del soporte de montaje, cuando se pulsa el botón, el 3790T se enciende y ofrece una pantalla vertical con un candado sobre el cual hay que tocar un par de veces para desbloquear la pantalla. Seguidamente, se puede mantener en posición vertical o cambiarlo a la horizontal; el acelerómetro se encarga de reorientar al momento la pantalla. (El fondo de color que aparece por defecto puede ser reemplazado por el usuario, utilizando cualquiera de las fotografías almacenadas en la carpeta “Pictures” de la memoria principal del aparato).

Nuvi3790_13

Cuando está en el soporte de automóvil, la activación y la desactivación tienen lugar, respectivamente, al conectar y desconectar el encendido, a través de la llave de contacto. Una advertencia nos previene de que el aparato ha perdido la alimentación y, en unos segundos, va a desactivarse.

Nuvi3790_10

El Nüvi 3790T hereda de sus predecesores la sensibilidad del receptor (chipset) GPS incorporado. Apenas lo encendemos empieza a rastrear el cielo y, en pocos segundos, ya ha computado una posición.

Nuvi3790_18

¿Se echa en falta la antena externa? Según se desprende de las pruebas realizadas a lo largo de un mes y medio de uso, aparentemente no. En realidad, siendo puristas, hemos de admitir que una antena externa proporciona mejor recepción y evita posibles errores debidos a la presencia de grandes superficies metálicas en el automóvil. Pero es un hecho —y a él hay que rendirse— que los fabricantes han mejorado los chipsets GPS, hasta el punto de hacer casi innecesaria la utilización de dicha antena. (Algo que, por otro lado, abarata el coste de fabricación. Los navegadores se sirven, además, del mapa digital, para “anclar” el puntero de posición a la línea de la carretera, allí donde la recepción se degrada; por ejemplo en el interior de un túnel. El problema es que, en ocasiones, la vía escogida por el aparato no es la que se está recorriendo, sino una paralela…).

+ + + + + + + + + +

Interfaz de usuario

En este punto encontramos pocas sorpresas, ya que la interacción con el Nüi 3790T es prácticamente idéntica a la de otros navegadores de la marca. La interfaz es, a mi modo de ver, uno de los puntos fuertes de Garmin. Aparte de ser coherente a lo largo del tiempo, es sencilla, lógica y fácil de aprender. Salvo excepciones, todas las funciones se manejan con unos pocos toques sobre la pantalla. Operaciones tan elementales como cancelar la navegación de una ruta se llevan a cabo retrocediendo al menú principal (que en el 3790T se alcanza pulsando en la flecha de retorno del ángulo inferior izquierdo de la pantalla del mapa) y tocando sobre el icono “Detener”. Otros modelos de la competencia requieren un tortuoso recorrido por hasta tres pantallas sucesivas. De igual modo, programar una ruta es, como siempre, una operación bastante sencilla, en cuyos detalles no me voy a extender.

Nuvi3790_14

Sí que me interesa hablar de la interfaz oral, o, como lo denomina el propio aparato, el “comando de voz”. Esta es, sin duda, otra de las características que añaden valor al 3790T, y que, hasta la fecha, sólo habíamos encontrado en un par de modelos Garmin anteriores (el 860T y el 865T). Si en aquéllos era necesario pulsar un botón situado en el volante para activar la interfaz oral, en el Nüvi 3790T basta pronunciar la “expresión mágica” para ponerla en funcionamiento. Por defecto, esa expresión es, precisamente «comando de voz».

Nuvi3790_15

Pero el usuario puede escoger otra expresión —o una palabra larga e inconfundible, como “abracadabra”, por ejemplo— para desencadenar la función del control por voz del aparato. Para ello, basta tocar el botón “Frase personalizada” y, en la pantalla que se abre a continuación, escribir la nueva expresión deseada.

Nuvi3790_16

A diferencia de los modelos citados (860T y 865T), el 3790T sólo permite controlar algunas funciones a través de la interfaz oral. Pero, si lo pensamos un momento, no nos costará entender que se ha suprimido todo aquello que no es imprescindible para comandar el guiado en ruta hacia un destino, además de un par de instrucciones sencillas, como “Arriba” y “Abajo” (para desplazarse por las listas), “Salir”, etcétera. Ello, en el fondo, redunda en una mayor seguridad, pues requiere menos atención por parte del conductor.

Nuvi3790_17

Un icono verde con unos labios y unas ondas advierte de que el control oral está activado. Cuando se inicia la función, la voz en off del Nüvi nos solicita «Di un comando». Por ejemplo, podemos decir «Ir a Inicio» *. A continuación nos pide confirmación y, pasados unos segundos, y luego de haber hecho el cálculo de la ruta óptima hacia ese lugar, comienza a dictar las instrucciones de guiado.

* Nota: El favorito llamado Inicio designa el lugar habitual de partida de nuestra conducción rutinaria; por ejemplo, nuestra casa o el garaje donde guardamos el coche. Es necesario establecer ese lugar antes de poder utilizarlo como punto de partida o de destino.

+ + + + + + + + + +

Otros elementos destacables

Gracias a la extraordinaria resolución de su pantalla, el 3790T muestra con realismo y nitidez las áreas edificadas (bloques grises) y los edificios singulares **, así como los paneles informativos en autopistas y autovías —siempre que se recorra una ruta guiada—, dependiendo de la información disponible en el mapa.

Nuvi3790_22

Nuvi3790_20

Nuvi3790_19

Estos elementos deben ser puramente informativos y ayudar a orientar al conductor, lejos de convertirse en un objeto de contemplación que, a la postre, pudiera llegar a provocar una distracción fatal. Son especialmente útiles cuando se transita por vías que no son familiares (por ejemplo, en una ciudad extraña, en las autovías de acceso a las grandes urbes, en los nudos de interconexión complejos…).

** Notas: 1. La representación de los edificios, tanto en la vista en 2D como en la tridimensional, se muestra a partir de una determinada escala. Hay que tocar sobre el símbolo “+” hasta hacerla visible. 2. Los paneles señalizadores forman parte del mapa digital de carreteras. En la página web de Navteq es posible conocer la disponibilidad de los mismos (figura siguiente).

Nuvi3790_23

+ + + + + + + + + +

ACTUALIZACIONES (addendas al texto original)

1. NüMaps Onetime™ – actualización gratuita

Preámbulo

Es importante que registréis los receptores Garmin en el apartado MyGarmin de la página web, ya que, de ese modo, podéis beneficiaros de algunas cosas, como, por ejemplo, una actualización gratuita de los mapas de vuestro navegador, siempre y cuando haya alguna disponible y no se haya superado un período de 60 días desde la primera vez que el aparato recibió señales de los satélites y computó una posición (de esa forma, Garmin evita la picaresca, ya que tal fecha queda registrada en el equipo). El proceso puede llevarse a cabo a través de Internet, mediante una descarga del nuevo mapa y la subsiguiente instalación en el navegador y en el ordenador, o solicitando un DVD a Garmin. En el momento de realizar la petición se nos presentan ambas alternativas. La primera es inmediata y gratuita, en tanto que la segunda puede prolongarse bastante, ya que el envío del DVD tarda hasta dos meses, y cuesta unos 6 euros en concepto de gastos de envío.

Primeros problemas (septiembre de 2010)

Pues bien, desde hace dos años, todas mis actualizaciones, tanto las gratuitas como las de pago, las he realizado por el procedimiento telemático, más rápido y económico, contando con que el ADSL de casa funciona “razonablemente” bien. Pero en esta ocasión estoy experimentando una serie de dificultades, ocasionadas por un cambio llevado a cabo por Garmin en el procedimiento de actualización. Ahora, en el momento de iniciar el proceso de actualización se descarga una aplicación, denominada Garmin Map Update (versiones para Mac OS y Windows), la cual se conecta al servidor de Garmin y lleva a cabo la descarga y la posterior instalación, en el GPS, en el ordenador (Mac o PC) o en ambos, de los nuevos mapas.

Nuvi3790_23B

Nuvi3790_23C

(Las pantallas corresponden a la aplicación en un Mac)

Hasta aquí todo bien, excepto por el hecho de que he tenido que hacer cuatro intentos, los dos primeros con el Mac y los segundos con un PC con Windows 7, y, al final, me he encontrado con una descarga de 1,93 GB* en el PC, y el fatídico mensaje «No se puede desbloquear mapa» en el Nüvi.

* Si miramos la última imagen anterior, es posible apreciar que el tamaño de la descarga completa es muy superior, casi 4 GB.

Después de ciertos avatares y varias consultas a los amables técnicos del servicio de atención al cliente de Garmin Iberia (902 007 097), finalmente he instalado una parte del mapa actualizado desde MapSource, pero con la desagradable sorpresa de que he perdido los edificios en 3D y los paneles de señalización de las autovías y autopistas. Estoy a la espera de una solución…

Cuando todo falla…

En la instalación de los mapas en el GPS, como acabo de comentar, faltaban los archivos correspondientes al modelo digital de elevaciones y los paneles señalizadores de las autovías. Los solícitos técnicos del SAT de Garmin Iberia (mi agradecimiento a José Luis Rivera) me han enviado los archivos en un DVD, con instrucciones detalladas para copiarlos en el Nüvi. He recuparado el modelado 3D, pero no los paneles… Finalmente, he enviado el equipo, a través de un RMA (autorización de reparación), y, un par de días después, he recibido un nuevo equipo en sustitución del anterior. ¡Excelente servicio; muchas gracias de nuevo, Garmin!

Y siguen los problemas

Al tratarse de un equipo flamante, he vuelto al proceso de registro, luego de haber dado de baja el anterior 3790T, y he solicitado la actualización gratuita de los mapas en DVD. Esta vez prefiero ir por el camino más seguro (octubre de 2010)

… Dos meses después (diciembre de 2010) el DVD ha llegado desde Inglaterra y, enseguida, he acometido la tarea de actualizar el Nüvi. Mi sorpresa ha resultado mayúscula cuando, al poco de iniciar el proceso, el instalador me ha informado, en una ventana desplegable, que los mapas del GPS son más recientes que los del DVD, y, de forma automática, me ha redirigido a la descarga telemática a la que me refería al comienzo de esta addenda, a fin de conseguir la última versión de los mismos (a la sazón la 2011.30). Vale, de acuerdo. Volvamos a intentarlo, aunque vigilaré de cerca el proceso, no vayan a surgir los problemas de la otra vez…

… Dos horas después de iniciada, la descarga de los casi 4 “gigas” se ha completado en el Mac, pero la ruedecita multicolor del cursor gira y gira sin que nada suceda. Bien, dejémoslo trabajar en paz. Posiblemente los mapas tienen que ser ensamblados, tal como sucede cuando hacemos una instalación desde MapSource o MapInstall

… Tres horas más tarde, la rueda sigue girando y empiezo a sentir cierta desazón, ya que temo otro fiasco análogo al del primer 3790T. En fin; es hora de cancelar la instalación, salir de Map Update y llamar, una vez más, a los pacientes consultores del SAT de Garmin Iberia (gracias por tu paciencia y amabilidad, José Luis).

La luz al final del túnel (y cierto desengaño)

Varios días después, y no sin cierta dosis de escepticismo y temor, repito la operación, esta vez desde un PC (Windows 7). Por fin, y luego de unas cinco horas en total, el proceso concluye con éxito y la actualización gratuita de los mapas a la versión 2011.32, por vía telemática, se completa. Mi desengaño proviene del hecho de haber tenido que recurrir al odioso Windows, cuando en el Mac todo parecía haber comenzado tan bien, por no hablar de la espera hasta recibir el inútil DVD y los 6 euros de gastos de envío… Gajes del asunto. Moraleja: Windows sigue siendo Windows, ¡qué le vamos a hacer!

+ + + + + + + + + +

© Ediciones Desnivel SL., Calle San Victorino,8 28025 Madrid - Tfno. 913 602 242 - E-mail: edicionesdesnivel@desnivel.es
© Librería Desnivel, Pza. Matute 6 28012 Madrid - Tfno. 913 904 290. Abrimos las 24h en www.libreriadesnivel.com.